Judo Gandoy Judo Gandoy Judo Hdad. Cajastur Artículos Prensa

Entrevista realizada en Radio Asturias

Jose Antonio Sánchez Gandoy
José Antonio Sánchez Gandoy, cinturón negro Dan. Director de la Escuela Técnica y Seleccionador asturiano de Katas de Judo. Fue el primer cinturón rojo-blanco, hace 12 años, nacido en Asturias, de entre todas las artes marciales practicadas en el Principado. Es miembro de la Comisión Nacional de Grados. Fué instructor de Defensa Personal de la Policía Militar e inició el judo en muchísimos colegios, polideportivos y gimnasios asturianos. Lleva más de treinta años en la enseñanza de este deporte.
 

Como cada mes de septiembre con el curso escolar muchos niños y niñas se inician en el judo...

Sí, los gimnasios colegios y asociaciones de padres suelen escoger este deporte por su alto valor educativo y por los efectos de beneficio que su práctica ofrece. La federación asturiana tiene un excelente plantel de profesores de judo que son los encargados de impartir esas enseñanzas. Pero es muy importante para esos colegios, saber que solo están autorizados a dirigir esas clases, quienes estén en posesión del título de profesor. Lo digo porque algunas empresas de servicios les proponen clases de judo cuyo entrenador es un cinturón negro sin titulación. Cuidado, porque eso es ilegal y los niños que reciben esas clases no tendrán reconocido su cinturón o grado.

¿Cómo se convierte un judoka en entrenador?

Cuando se está en posesión del cinturón negro, mediante unos cursos y exámenes de doce asignaturas podrás titularte como monitor. Con dos años dando clases de monitor y el 2º Dan, lo que implica al menos siete años de práctica continuada, se opta a entrenador regional. Después, con el 3er Dan y llevando tres años de práctica como entrenador, al superar los exámenes de las 14 asignaturas y la tesina final, serás entrenador nacional. Ese título te capacita para examinar hasta cinturón marrón de judo. Luego, aún hay cursos para poder formar parte de Tribunales de cinturón negro o especialidades como katas, defensa personal, etc.

Habla del judo como Defensa Personal...

Este deporte olímpico, es una disciplina de combate de gran dureza y sacrificio en la competición. Así que la Defensa Personal es solo una parte o una aplicación de este deporte. El judo es el método de defensa por excelencia. Es el más completo y el más utilizado por las policías especiales como arma de control. Por ejemplo, en Japón, cuna de la mayoría de las artes marciales, la élite policial ha de ser experta en el judo y el kendo (defensa con palo o espada). Como ejemplo, decir, que la guardia personal del Emperador japonés practica judo diariamente de forma obligada.
Aunque ultimamente se habla de métodos "raros, terribles y de película", le digo que tales artes no dejan de ser simples sucedáneos y apuntes de las cuatro artes marciales por excelencia, que son: el judo, el karate, el aykido y el kendo. De estas es de donde copian las técnicas otros "maestros y expertos peliculeros". Vamos, nada nuevo.

¿Y el judo infantil ?

El judo tiene una programación absolutamente reglada para conseguir ampliar la destreza de los niños. Las llaves son programadas dentro de cada color de cinturón para facilitar el entrenamiento. Pero si algo debemos resaltar en esas edades, es la nobleza que impera durante las clases. En ellas prima la educación y el respeto mútuo, que curiosamente son valores que no se cuidan demasiado hoy en día. Además, aspectos como la flexibilidad, coordinación, equilibrio,etc, junto con la potenciación de cualidades como la decisión o la autoestima, hacen que tanto los niños excesivamente tímidos como los hiperactivos, consigan encontrar el equilibrio adecuado para normalizar su carácter. No olvidemos que el judo ha sido designado por la Unesco como el deporte más formativo para la edad infantil. El judo es juego y deversión para el niño a la vez que una herramienta de educación que le orienta hacia hábitos deportivos.

¿Se fomenta la educación con estos entrenamientos?

Sin ninguna duda. Un niño que tres días a la semana acude a unas clases en las que debe saludar al entrar y salir del tatami. Que saluda con máximo de formalidaad al iniciar y terminar las clases y que también debe hacerlo cuando cambia de compañero para realizar sus ejercicios, está siguiendo un protocólo de educación que supone respeto al entorno general de la clase, al profesor y a los compañeros. Ni siquiera en el colegio hace un ejercicio de educación parecido. Además, en los entrenamientos hay un contacto físico ideal para mejorar aspectos como la timidez excesiva y, la propia dinámica de estas clases integra al niño en el grupo aprendiendo y divirtiendose. Por eso, el judo es una herramienta educativa de primer orden.

Hace unos días la federación española citó a ocho asturianos para formar parte de selección del equipo nacional de katas, cuatro de ellos eran alumnos suyos.


Así es, con vistas a formar el equipo del que en su momento será el primer campeonato de Europa de Katas, la federación española ha convocado a los medallistas del último campeonato nacional, del que cuatro de mis alumnos son subcampeones de España. Asturias tiene un excelente nivel en esta especialidad y son muchos los maestros y alumnos que trabajan para obtener estos éxitos. Pero solo los realmente buenos puedan estar representándonos a esta altura técnica y formar en la selección española.

¿Qué son exactamente las katas?

Pedagógicamente las katas son la "ética del judo", tal como las definió Jigoro Kano, su fundador. Son unos ejercicios predeterminados que han de ejecutarse con una gran técnica, decisión y contundencia. La mayoría de las técnicas se basan precisamente en la defensa personal. En ellos se encuentran los fundamentos y la esencia del propio judo como arte marcial. No en vano, en Japón las katas son también ejecutadas a menudo por los grandes campeones y maestros. De su práctica, a cualquier edad, puede decirse que es un óptimo ejercicio para mejorar mental y físicamente.

Entrevista realizada en RADIO ASTURIAS

José Antonio Sánchez Gandoy.
Cinturón Negro 8º Dan de Judo.
Seleccionador de Katas del Principado de Asturias.